Resulta habitual que los historiadores apliquen a los reyes diversos apodos o “motes” (en lenguaje popular), así por ejemplo tenemos a Alfonso X El Sabio, Pedro I El Cruel, Felipe II El Prudente o Enrique IV El Impotente, pues bien al invitado de este mes, José Luis Irigoien, podríamos apodarlo como “El Parlanchín”, dada su forma continua y amena de describirnos sus vivencias fotográficas (que son muchas), producto de sus viajes por numerosos paises.

JLIrigoien

De lenguaraz (en el mejor sentido de la palabra) y extrovertido prodríamos definir a José Luis, que en primer lugar nos proyectó y nos llevó al pasado con un libro sobre su extensa obra fotográfica, con fotos que nos recordaron procesos fotográficos antiguos y ahora irrealizables como El Colorvir, Polaroid Manipulado, Cibacrome, etc; una vez concluida la proyección y en la Sala de Socios José luis nos mostró una serie de fotos sobre desnudo femenino, principalmente en clave alta que nos deleitaron sobre todo por su sutileza y romanticismo; tomadas con una única modelo, muy profesional según José Luis, nos enseñaron un verdadero trabajo de estudio fotográfico con unas luces muy calculadas, sin grandes sombras y unas posturas en casos muy románticas y en otros muy descriptivas intentando y consiguiendo obtener partes del cuerpo potenciadas con iluminación extrema.

Posteriormente el coloquio versó sustancialmente sobre el trabajo de impresión, el cual lo realiza con sus medios el propio José Luis, siendo una excepción dentro del conjunto de fotógrafos aficionados que conocemos, explicándonos tanto los papeles habitualmente usados, como las tintas, impresora,etc.

Derivó la charla a continuación en la elección de los lugares fotográficos y José Luis nos describió una parte ínfima de la cantidad de viajes realizados y paises visitados, acompañado todo ello de algunas anécdotas.

En definitiva, disfrutamos en la S.F.G. de un “fotógrafo de raza”, que nos recordó la esencia de la fotografía: “la toma”, considerando la edición posterior como secundaria

Una gran fiesta para los socios presentes que disfrutaron viendo la obra y escuchando su amena charla de José Luis Irigoien.

Con el vino&patatas habitual dimos por finalizado el evento de este mes de febrero.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.