Paso a paso, mes a mes, va ganando en interés el recién estrenado espacio de GUNE BERRIA donde se hace visible lo —hasta ahora— invisible: la producción de aquellos compañeros que están comenzando su andadura por los laberínticos caminos de mundo de la fotografía.
Estrenada la nueva sala del txoko en el mes de octubre, este mes de noviembre ha dado su segundo paso con una exposición de Arantza Cortajarena y, pronto, en diciembre, colgarán de sus paredes nuevas imágenes.

Arantxa

Las exposiciones permanecen durante todo el mes, su tímida inauguración es casi anónima, pero unos días antes de su finalización, el autor se brinda a explicar su obra y a contestar a todas aquellas preguntas que se le quieran formular.
El miércoles día 18 con una asistencia que va creciendo paulatinamente, Arantza Cortajarena nos explicó su evolución fotográfica. La mayor parte de los asistentes eran, también, noveles; se echa en falta una mayor presencia de veteranos que puedan enriquecer con sus comentarios las dudas que surgen y nos descubran sus secretos para ayudar a quienes están comenzando.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.