A partir del viernes, 21 de septiembre, la Sociedad Fotográfica de Gipuzkoa se complace en mostrar una exposición de fotografías realizadas por el fotógrafo de la localidad guipuzcoana de Rentería, KIKE EIZMENDI, miembro de esta Entidad, que realizó en el año 2000, con ocasión de un viaje a Irán, Pakistán y la India y que constituye la llamada RUTA DE LAS CARAVANAS. El autor nos presenta un magnifico conjunto de imágenes captadas en diferentes lugares de las ciudades que recorrió, ya sean mezquitas, bazares o, incluso, retratos de sus gentes, con sus coloristas vestimentas.

La muestra permanecerá abierta hasta el 17 de octubre, miércoles, en horario de 17 a 21 horas, de lunes a viernes, y de 17 a 20 horas, los sábados, en nuestra sede local de la C/ San Juan nº 27 de San Sebastián.

karabanen bideak

2.000. urteko Abuztua da. Heldua da, beraz, IRAN, PAKISTAN eta INDIAn zehar karabanen bidea segituz hain espero genuen bidaia. Hogeita bederatzi egunez ezagutzen ez den munduan murgilduko gara.

IRAN, txiismoaren sorlekua da. Bi edo hiru egun pasa ondoren, hasierako gure beldurrak ezabatu egin dira, segurua eta abegikorra den herri batean bait gaude. Isfahaneko Meidune izeneko plazan gozatzen dugu eta berdin mezkita haundiak ornitzen duen Eman-en, mezkitak, medersak eta azokak dituen Shiraz-en, Alejandro Magnok desegin zuen Persepoliseko enperadoreen jauregian, BAM-eko buztinezko gotorlekuan, 2001ean lurrikara batek deusestu eta 35.000 pertsona hil zituen hiria.

Muga zeharkatuz PAKISTANen gaude. Beste aro batean sartu gara. Iran eta Afganistanen bidean oso estrategikoa den Quetta-n gaude. Bertoko independentzia egunean bere azokan zehar gabiltza. Turbantea buruan dutela hain beldurgarriak omen diren bizardunek irribarre onenez abegikor hartzen gaituzte. Herriaz eta bertoko jendeez gozatzen dugu eta harriduraz miresten ditugu edertasunez pintatutako kamioi eta autobusak. Multa-en, sufien zeremoniak aho zabalik begiratzen ditugu, eta berdin gertatzen zaigu Lahoreko mezkita harrigarrian.

PAKISTAN eta INDIAren arteko mugan, oso dotore jantzitako goardiek mugimendu ikusgarriak egiten dituzte, duten poterearen adierazgarri.

INDIAN gaude. Punjab-en bertoko hiriburua den Amritsarerantz jotzen dugu. Hemen, Urre koloreko Tenploa – hots, sikh erreligioaren lekurik sakratuena- bizitzaren ardatza da. Hemen ere, jendea oso atsegina da, giro harrigarrian bizi dena. Hinduentzat sakratuak diren Rishikes eta Haridwar hiriak bisitatuko ditugu. Berton, Ganges ibai sakratuaren ur biziek mendiak utzi eta nabigagarriak bilakatzen dira. Azkenik, Delhi miresgarrira heldu gara.

Urte bat beranduago, aipatu bidaia ezin da egin, egoera geopolitikaren ondorioz. Niretzat argi dago gizakiok ez dugula historiak irakasten diguna ikasten eta, sarritan, aurrerantz egin ordez atzerantz egiten dugula.

la ruta de las caravanas

Agosto del 2000. Comienza el tan esperado viaje, la ruta de las caravanas: IRAN, PAKISTAN e INDIA. Veintinueve días sumergidos en un mundo desconocido.

IRAN, cuna del chiismo. Pasados dos o tres días, los temores iniciales se disipan, nos encontramos en un país seguro y acogedor. Disfrutamos con Isfahan y su plaza de Meidun-e; Eman, coronada por la gran mezquita; Shiraz con sus mezquitas, medersas y bazares; Persépolis, palacio de emperadores destruido por el ejército de Alejandro Magno; la fortaleza de adobe de Bam, destruida por un terremoto que causó 35.000 muertos el año 2001.

Cruzamos la frontera… PAKISTAN. Entramos en otra época. Quetta, ciudad estratégica de la ruta entre Irán y Afganistán. Paseamos por su bazar, es día de la independencia. Los temibles hombres con turbante y barba nos ofrecen su hospitalidad y su mejor sonrisa. Disfrutamos con el país y sus gentes, alucinamos con sus camiones y autobuses maravillosamente decorados, disfrutamos de las ceremonias sufís en Multan y de la fabulosa mezquita de Lahore.

Frontera PAKISTAN-INDIA, guardias engalanados, movimientos marciales, demostración de poderío mutuo.

INDIA, estamos en el Punjab y nos dirigimos a Amritsar, su capital. Aquí la vida gira entorno al Templo Dorado, el lugar más sagrado de la religión sikh. Otra vez gente acogedora y un entorno asombroso. Visitaremos Rishikes y Haridwar, ciudades sagradas del hinduismo, ya que en ellas el Ganges, su río sagrado, se convierte de río de montaña en navegable, para terminar en la fascinante Delhi.

Un año después, este viaje no se puede realizar por la situación geo-política. Me quedo con la sensación de que los humanos no aprendemos de la historia y, muchas veces, en vez de avanzar, retrocedemos.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.